Gradúa el termostato a una temperatura adecuada

Te recomendamos las temperaturas adecuadas para tu termostato.

Gradúa el termostato a una temperatura adecuada

Con un sencillo gesto como el de calibrar la temperatura del termostato podremos ahorrarnos una cantidad ostentosa. Con el calor que aprieta, es difícil manejar este tipo de situaciones. Encerrados en casa por el calor asfixiante, tendemos a refrescarnos con el aire acondicionado a temperaturas más frescas, pero eso lo único que hace es empeorar la situación.

La sensación de frío la tendremos cuando llegue la factura de la luz, que entonces nos quedaremos helados. Si quieres ahorrarte una buena cantidad, deberías apropiarte de estos trucos para conseguir estar a gusto hasta en tu propia casa.

Los expertos dicen que se necesita mantener una regularidad entre todas las estaciones del año, pero al ser nuestro país un clima cálido, prácticamente podremos distinguir en dos etapas: invierno y verano.

Por lo que hace a la época de más frío, los meses de noviembre a febrero aproximadamente, es recomendable mantener el termostato a unos 20ºC. Serían unos diez más que la temperatura exterior, equilibrando la cadena del frío a la que nos enfrentamos en la época más gélida del año.

En cuanto hace a verano, con las altas temperaturas es inviable muchas veces salir a la calle con las cotas de calor tan elevadas. Pero tampoco podemos pretender que se nos vaya de las manos. Se aconseja no sobrepasar los 25ºC.

Ten en cuenta que por cada grado más que pongas, la factura puede subir hasta un 8%. Si en verano pasas calor pese a tener el aire a esa temperatura, existen un montón de trucos y consejos caseros para pasar unos meses más fresquitos.

A veces no hace falta depender únicamente de este aparato, sino que siempre se puede tener tu hogar ventilado de diferentes formas. Abrir puertas y ventanas, bajar las persianas a rallas o no abrir luces artificiales, son tan solo una modalidad que podemos alcanzar si nos lo proponemos.

El consumo de esto será completamente gratuito y sin coste adicionales. Tan solo necesitaremos algo de empeño para tenerlo en cuenta y ponerlo en práctica. Verás como la factura de la luz se modifica rápidamente y seguro que no te quedas al borde del susto tan rápido.

Con los precios por las nubes y la inflación que aprieta, a veces es difícil manejar este tipo de tareas y por ello debemos tener en cuenta cuántos más trucos mejor. Es importante que a la larga podamos conseguir buenos remedios. Con ellos podemos solucionar numerosos problemas y dolores de cabeza sin ningún tipo de inconveniente.

¿Quieres ser un avanzando en el tiempo? ¿Conocías estos trucos? Cuéntaselo a tus amistades y verás como también les haces un gran favor. Ahora solo queda comprobar lo más difícil a ver cómo acabas el verano. ¿Podrás soportar este calor infernal?